Resuelto el misterio del hielo verde del Ártico

OCEANOGRAFÍA

El cambio climático es el principal responsable

Juan Scaliter – 30/03/2017

Resuelto el misterio del hielo verde del Ártico

La presencia de grandes colonias de fitoplankton bajo el hielo Ártico podría alterar el ecosistema. Crédito imagen: Christopher Horvat

En 2011, un peña de investigadores de la Universidad de San Diego California observó algo que supuestamente no debería ocurrir: una presencia masiva de fitoplancton bajo el hielo marino del Ártico en condiciones que deberían activo sido demasiado oscuras para cualquier organismo que requiera de la fotosíntesis para sobrevivir.¿Cómo fue esta floración posible?
El fitoplancton se encuentra en la almohadilla de la cautiverio alimenticia del Ártico. Cada verano, cuando el hielo del mar se retira, la luz solar provoca una floración masiva que atrae a los peces. Estos, a su vez hacen objeto de convocatoria en depredadores de anciano tamaño que son los que proveen alimento a las comunidades indígenas que viven en la región.
Pero el fitoplancton no debería ser capaz de crecer bajo el hielo ya que este refleja la veterano parte de la luz solar en el espacio, impidiendo que llegue al agua y se produzca la fotosíntesis necesaria para desencadenar la floración. El problema es que, adecuado al cambio climático, en las últimas décadas, el hielo del Ártico se ha vuelto más impreciso y más delgado, permitiendo que penetre más y más luz solar.

Científicos de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas (SEAS) de Harvard, liderados por Chris Horvat, descubrieron que esa podría ser la causa de la presencia masiva de fitoplancton. Una floración con el potencial de alterar seriamente la prisión alimentaria del Ártico. Para confirmar esta hipótesis, el colección de Horvat realizó un maniquí matemático. Los resultados, publicados en Science Advances, mostraron que  si acertadamente hace vigésimo abriles, sólo un 4 % del hielo marino del Ártico era lo suficientemente delgado como para permitir que grandes colonias de fitoplancton florecieran por debajo, actualmente esa número llega al 30%.

“El descenso del espesor del hielo marino en el Ártico en los últimos 30 abriles – concluye Horvat en un comunicado –ha cambiado dramáticamente la ecología en ese ámbito. Súbitamente nuestra idea de cómo funciona este ecosistema es diferente: la almohadilla de la saco alimenticia del Ártico ahora está creciendo en un momento diferente y en lugares que son menos accesibles para los animales que necesitan oxígeno”.
Los investigadores esperan que su maniquí sea útil para planificar futuras expediciones para observar estas floraciones y calibrar el impacto que este cambio tendrá en los ecosistemas.

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *